EDICIÓN #14 | REACTIVACIÓN

La economía circular, una gran desconocida y una gran oportunidad

Leticia Bilbao, Directora del área de Desarrollo Empresarial en FADE
Leticia Bilbao, Directora del área de Desarrollo Empresarial en FADE | Marta Martín

FADE promoverá acciones de economía circular entre las empresas de Gijón que, en su mayoría, desconocen todas sus posibilidades.

Conecta Industria | 07/07/2020 - 10:08h.

La Ellen MacArthur Foundation define la economía circular como "aquella que es restaurativa y regenerativa a propósito, y que trata de que los productos, componentes y materias mantengan su utilidad y valor máximos en todo momento, distinguiendo entre ciclos técnicos y biológicos".

Se trata, en definitiva, de un nuevo modelo que busca desvincular el desarrollo económico global del consumo de recursos finitos. Una economía circular aborda los crecientes desafíos relacionados con los recursos a los que se enfrentan las empresas y las economías, y podría generar crecimiento, crear empleo y reducir los efectos medioambientales, incluyendo las emisiones de carbono.

La economía circular descansa sobre tres principios:

  1. Preservar y mejorar el capital natural controlando reservas finitas y equilibrando los flujos de recursos renovables.
  2. Promover los rendimientos de los recursos distribuyendo productos, componentes y materias con su utilidad máxima en todo momento tanto en ciclos técnicos como biológicos.
  3. Promover la eficacia de los sistemas detectando y eliminando del diseño los factores externos negativos.

Partiendo de estos principios, la Comisión Europea está promoviendo medidas enfocadas hacia el desarrollo de nuevos modelos de negocio, además de la transición de los sistemas productivos y las formas de consumo. Así, la economía circular se está convirtiendo cada vez más en una pieza central de conversación en los diálogos corporativos y políticos, como una solución a los riesgos que enfrenta nuestra economía lineal actual.

La economía circular desde la óptica local: Gijón

Las empresas de Gijón, en su mayoría, no conocen ni aprovechan todas las oportunidades que ofrece la economía circular.

Así lo desvela el informe que la Federación Asturiana de Empresarios ha elaborado en el marco del proyecto Gijón Ecocircular, desarrollado en colaboración con Gijón Impulsa y con el apoyo de Liberbank, con el objetivo de contribuir al desarrollo de la economía circular en el tejido empresarial del municipio.

Iniciado el pasado mes de diciembre, FADE ha entrevistado desde entonces a más de 300 pymes representativas de la economía de Gijón y ha visitado personalmente a seis grandes compañías con potencial tractor en sus respectivos ámbitos. Este trabajo de campo ha permitido obtener una fotografía fidedigna del grado de implantación del concepto de circularidad en el municipio, aún escaso pero lleno de oportunidades, especialmente en los sectores metalúrgico y siderúrgico.

El informe detecta también un amplio recorrido en la aplicación del ecodiseño, el empleo de energías renovables y el uso responsable del agua.

Las grandes empresas, por su parte, identifican diferentes actuaciones ya puestas en marcha, susceptibles de considerase como "circulares", como la optimización de procesos y la reducción de consumos de materias primas, agua, energía y residuos. También son reseñables las acciones llevadas a cabo para la optimización de las cadenas de suministro, la digitalización, el empleo de nuevas tecnologías y el desarrollo de servicios complementarios a su actividad (servitización).

La importancia de la búsqueda de circuitos adicionales para la obtención de materias primas secundarias, y los problemas del alto precio de la energía y la excesiva burocracia, aparecen también en este diagnóstico, que permitirá a FADE, en el paso siguiente, orientar las recomendaciones para ayudar a las empresas de Gijón a aprovechar todas las oportunidades que brinda la economía circular.

Según manifestó a Conecta Industria la directora de Desarrollo Empresarial de FADE, Leticia Bilbao, "la economía circular es el futuro, pero aún nos queda mucho camino por recorrer. Con este trabajo hemos comprobado que las empresas gijonesas, aun desarrollando acciones y buenas prácticas circulares, no son realmente conscientes de ello. Por eso, vamos a seguir trabajando a su lado para que vean todas las oportunidades que tienen delante de sí en forma de reducción de consumos de agua, de materias primas, de energía o también al generar menos residuos".

Deja tu comentario
publicidad
publicidad