EDICIÓN #14 | REACTIVACIÓN

Apuntes para directivos. Más allá de la adaptación, después de la crisis.

Miguel Morán, Master Coach RHOgroup
Miguel Morán, Master Coach RHOgroup

En estos momentos deberíamos extender adaptabilidad, evolución y supervivencia, a las obras colectivas más importantes de los seres humanos: las organizaciones, en general, y las empresas en particular.

Miguel Morán, Master Coach RHOgroup | 13/07/2020 - 10:35h.

Por el inesperado "golpazo" de la crisis de la Covid-19, el mundo "sale de automático" y saca de la zona de relativo confort a empresas, organizaciones -incluyendo a sus líderes-, empleados, proveedores y clientes.

¡Lo que no pensábamos que podría ser...fue! Y el mal sueño se convierte en realidad, apareciendo grandes riesgos, no contabilizados en el "modo funcionamiento habitual".

De repente, se rompen rutinas, instaladas en nuestra vida de manera inconsciente ("pero si llevamos 20 años tomando el café en la maquina"), abriéndose paso a escenarios desconocidos, inciertos, caóticos y tenebrosos.

Pero el "golpazo", también abre en nuestras organizaciones posibilidades de explorar nuevas oportunidades. En definitiva, aprovechar la ocasión y convertirla en valor, "lo bueno de lo malo".

Darwin, a través de su teoría de la evolución, nos demuestra la necesidad de adaptarnos, para sobrevivir a los cambios del entorno. Por su prehistoria e historia, podríamos definir al ser humano como "el animal adaptable".

Pero adaptabilidad, es condición necesaria y no es suficiente. Con Darwin, descubrimos, también, que adaptación y evolución, bailan juntas y que en su infinito baile generan supervivencia y mejora. Deberíamos redefinir al ser humano como un "animal adaptable y evolutivo".

En estos momentos deberíamos extender adaptabilidad, evolución y supervivencia, a las obras colectivas más importantes de los seres humanos: las organizaciones, en general, y las empresas en particular.

Cuando, aún, la crisis no ha despejado todas las incógnitas, es el momento clave y estratégico para que líderes y directivos, reinterpreten y rediseñen sus organizaciones en clave de adaptación, evolución, supervivencia y mejora.

¡Ahora! ¡ya!, sin pérdida de tiempo. Parte de la labor estratégica de la dirección, de todos sus líderes, con la inclusión de todos los empleados, es diseñar y construir una organización más adaptable y evolutiva, de manera que logre no solamente sobrevivir, sino construir un buen mapa del camino a la excelencia.

Hace unas semanas, basándonos en los parámetros anteriores, reiniciamos nuestro trabajo habitual de desarrollo del equipo directivo y de la ingeniería e innovación organizacional, en una gran empresa.

En las sesiones de coaching, analizamos la conducta y comportamientos desde el minuto cero de las crisis, de todos sus empleados, incluyendo líderes y directivos, de la empresa.

También analizamos, la respuesta, ante los "golpazos" de la crisis, de todos sus procesos internos y externos, con especial foco en las relaciones con sus clientes y proveedores.

Concluimos que, parte del comportamiento resiliente de la organización, se debía a las excelentes relaciones humanas que la dirección había cultivado de manera continua, como valor estratégico de la misma.

Posteriormente, el equipo directivo ha propuesto un proyecto con 12 planes de acción, para desarrollar procesos que se habían resentido o analizar espacios de mejora descubiertos en el laboratorio "de ensayos" de la crisis.

A continuación, el equipo directivo, en reuniones "aguas abajo" con todas las áreas operativas de la empresa, incluyó a todo el personal en el proyecto de mejora, adaptando a la realidad y la dinámica del "día a día" los 12 planes de mejora inscritos en el proyecto.

En el momento actual, desde el punto de vista del equipo RHOgroup, sería un error directivo monumental, centrarse exclusivamente en la recuperación de la empresa olvidándose de las enormes posibilidades de hacer a nuestra organización y equipo humano, más adaptables, más evolutivos, más resilientes y más agiles; en definitiva, aprovechar y sacar el máximo valor de lo "bueno de lo malo".

Miguel Morán
Master Coach RHOgroup

Más del autor

Deja tu comentario
publicidad
publicidad